TESTIMONIO DE AUTOSUPERACIÓN PERSONAL DE UN EX-SUICIDA. Por Manuel López Arrabal

0 Comments

El mensaje que aparece en la caja de descripción del vídeo, que comparto en primer lugar y cuyo título es “LA ENFERMEDAD MENTAL NO EXISTE”, es el siguiente:

“En este vídeo, grabado durante la presentación de la ONG Enigma Positivo en la sala de la Diputación Provincial de Sevilla en el año 2013, tuve la oportunidad de colaborar hablando sobre mis experiencias de autosuperación personal en relación al “trastorno bipolar” que tengo diagnosticado y sobre mi serio intento de suicidio en la primavera del año 1990, con 22 años de edad. Sobre este episodio y mucho más compartiré un artículo muy pronto, cuyo enlace lo pondré justo debajo de estas últimas palabras. Gracias por leerme, ver el vídeo y, sobre todo, por compartirlo. BESOS Y ABRAZOS!!!”

Y ratifico aquí lo que prometí el día 16 de enero de este año cuando publiqué dicho vídeo en mi canal de Youtube: A mi regreso de mi tiempo de descanso de publicaciones e instrospección que comienza hoy, publicaré un detallado artículo sobre mi serio intento de suicidio y sobre cómo me ha ayudado el “trastorno bipolar” en mi crecimiento personal y en mi evolución espiritual. Desde mi humilde opinión, cualquier periodo de crisis mental y/o emocional (con o sin diagnóstico de “enfermedad mental”) abre grandes oportunidades para el crecimiento personal y desarrollo espiritual de cualquier ser humano que se dé cuenta de ello. Así que mucho ánimo a las millones de personas (aunque solo leáis esto unas decenas o cientos de personas, quizás miles en un futuro) que en estos difíciles tiempos de Crisis Mundial están desesperadas, perdidas y con mucho miedo a la vida, pues así me sentí yo durante un largo período de tiempo viendo como la mejor solución de escape, el suicidio.

La ideación suicida es muy habitual, en esta sociedad “enferma” en la que actualmente vivimos, mucho más de lo que podamos pensar (según he podido descubrir en mis investigaciones, sobre todo, durante los años de terapia psicológica/psiquiátrica y tras hablar mucho sobre ello con otras personas). Por tanto, no hay que preocuparse por los problemas que nos agobian y por la desesperanza que nos asalta, más en estos tiempos de crisis sistémica (sanitaria, económica, ecológica, política, …) que tod@s estamos soportando y padeciendo, sino, más bien, debemos OCUPARNOS de tales problemas y de tal desesperanza. Todos los problemas tienen solución, aunque no podamos o no sepamos verlo cuando navegamos por una Noche Oscura del Alma, que se presenta cuando más necesitamos realizar cambios en nuestra vida o, más bien, en nuestra actitud ante la Vida. Cuando empezamos a confiar en la VIDA, empieza la confianza en nosotros mismos y, por tanto, comienza a desaparecer la desesperanza, que se verá sustituida por la ESPERANZA. Por tanto, mi mensaje final, hasta mi regreso con este tema, es que CONFIEMOS EN LA VIDA, viviendo cada momento con intensidad, aceptándolo, y TENGAMOS ESPERANZA, porque la crisis personal, así como la gran crisis que está viviendo actualmente la Humanidad, es una gran oportunidad que vas a aprovechar para tu desarrollo y transformación personal, así como también va a servir para el desarrollo y transformación de la Humanidad, que se volverá en su conjunto cada vez más Consciente y Libre, conforme más personas vayamos superando nuestras respectivas Noches Oscuras del Alma individual y, por tanto, despertando a una Nueva Vida, a un Nuevo Amanecer de la Humanidad, que iremos viendo cada vez mejor gracias a una mayor capacidad intuitiva de ver con “ojos nuevos” lo bueno que está por venir, tanto a tu vida como para el mundo.

Para finalizar esta publicación, comparto dos vídeos más sobre la problemática del suicidio, de la que es muy beneficioso que se hable y se comparta, puesto que a diferencia de lo que nos quieren hacer creer, HABLAR Y COMPARTIR CON BUENA VOLUNTAD SOBRE EL SUICIDIO NOS ALEJA DE ÉL Y AYUDA A PREVENIRLO.  Por tanto, si estás muy mal o conoces a alguien que esté desesperad@, comparte esta publicación. Os dejo con los vídeos de un joven valiente al que admiro, Román Reyes, quién tuvo que convivir mucho tiempo con el sufrimiento de su madre, a la que “perdió” una vez que se suicidó. No obstante, su encomiable labor de difusión y de concienciación para prevenir que ocurran más suicidios evitables, como el de su madre, le honra y enaltece enormemente.

Choose your Reaction!
Leave a Comment

Your email address will not be published.