RECOMENDACIONES DE CÓMO PROCEDER SI NOS LLAMAN PARA VACUNARNOS. Por el Dr. Luis Miguel Benito de Benito

1 Comments

Desde el minuto 5 hasta el minuto 10 del vídeo (pincha aquí para verlo), el doctor De Benito explica muy elocuentemente las siguientes recomendaciones, propuestas por un abogado, para poder usar las leyes vigentes a nuestro favor en caso de que se sigan restringiendo los derechos y libertades de las personas no vacunadas frente a las vacunadas. Veamos cuáles son, paso a paso:

1) Me llaman del centro de salud para ofrecerme la vacuna del Covid.

2) Doy las gracias y digo que estaba esperando la llamada porque sí que quiero vacunarme lo antes posible, por ejemplo. Y pregunto el nombre de mi interlocutor y lo anoto.

3) Entonces me dirán que vaya al lugar y en el horario determinados con el DNI para que procedan a vacunarme.

4) Le digo que sí, pero antes necesito que me envíen dicha propuesta de vacunación por escrito a mi dirección de correo electrónico.

5) Posiblemente me dirán que no saben si eso será posible o que lo tienen que consultar con los superiores.

6) Entonces le añadimos que dicha propuesta de vacunación tiene que ser conforme a la ley, es decir, con identificación y firma del médico o responsable correspondiente que propone mi vacunación junto al consentimiento informado, conforme al derecho internacional o “la ley de autonomía del paciente” vigente en España desde el año 2002.

7) Posiblemente mi interlocutor me responda que eso nunca nadie se lo había solicitado, que lo tiene que consultar o, simplemente, podría decirme que eso no es posible.

8) Entonces es cuando le decimos al trabajador que anote en nuestro historial que YO SÍ QUIERO VACUNARME, PERO UNA VEZ QUE RECIBA LA PROPUESTA DE VACUNACIÓN Y EL CONSENTIMIENTO INFORMADO.

9) De nuevo me podrán decir que no pueden darnos una respuesta definitiva a nuestra petición y que lo consultarán o que simplemente dejarán anotada nuestra respuesta o vete a saber qué…

10) Aquí puedo aprovechar para decirle a mi interlocutor que tome nota de que el consentimiento informado tiene que venir completo y conforme a la ley, es decir, con nombre completo y número del colegiado que me prescribe la vacuna, donde se especifiquen sus beneficios y riesgos en el corto, medio y largo plazo, cuál es la marca y composición de la vacuna que me van a administrar y, por último, cuál es la compañía de seguros o institución que se haría cargo de los daños y perjuicios que pudiera ocasionarme tal vacuna.

11) El trabajador que me atiende, no sé qué me dirá ante la claridad de mi petición, como paso previo a vacunarme.

12) Por último, antes de despedirme le recordaré, por favor, que NO SE OLVIDE DE PONERME EN LA LISTA DE LOS QUE SÍ QUIEREN VACUNARSE y que así lo haré una vez haya firmado y entregado mi consentimiento informado. Le proporcionaré mi correo electrónico y quedaré a la espera de la respuesta por escrito y diré que también pueden llamarme por teléfono por si prefieren que me pase por el centro de salud a recoger la propuesta de vacunación y el consentimiento informado.

Como, casi con seguridad, ni me enviarán nada por e-mail ni me llamarán para recoger los documentos en el centro de salud, esperaré a que pasen tres meses para poder actuar según lo previsto en la Ley de Procedimiento Administrativo en relación al silencio administrativo. Entonces puedo redactar un escrito para presentar ante la Consejería de Sanidad, indicando la fecha de la llamada telefónica donde me ofrecían la vacuna y que después de tres meses sin recibir respuesta solicito atiendan mi derecho a vacunarme con propuesta de vacunación personalizada y consentimiento informado conforme a la legislación vigente y, redactaré también, que una vez presentada por escrito mi reclamación será puesta en manos de mi abogado para que redacte el certificado correspondiente, para NO QUEDAR EXCLUIDO DE LOS DERECHOS QUE ASISTEN A LAS PERSONAS VACUNADAS (como un posible pasaporte Covid) o pudieran tener en el futuro frente a los no vacunados. Así, con dicho certificado jurídico y nuestra reclamación presentada ante el registro de Sanidad correspondiente, siempre podré alegar que quise vacunarme y quiero vacunarme, pero que no me dejan porque pretendo hacerlo con seguridad y legalidad.

Finalmente, si no quedo en igualdad de derechos a la hora de obtener el pasaporte Covid o no pudiera desplazarme ni acceder al resto de prebendas de los vacunados y, me siento agraviado o perjudicado por ello, siempre podré reclamar judicialmente o de la manera que estime conveniente, ante los responsables de tal discriminación negativa.

“Mirad, yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sed astutos como las serpientes e inocentes como las palomas.” – Mateo 10:16

Choose your Reaction!
  • Excelente artículo. ¡Gracias por ayudarnos a sortear este difícil momento!

    Reply
Leave a Comment

Your email address will not be published.