Fiesta anacrónica de dolor y muerte

0 Comments
Por Ruth Santiago Barragán ☼ luzdehuma@gmail.com
DEJEMOS VIVIR EN PAZ A LOS ANIMALES.

Comienza en Sevilla “la fiesta” .Fiesta anacrónica de dolor y muerte, que pone de manifiesto el grado de incivilización de todo un pueblo y una nación. La diversión perversa de” arte y tradición” esta garantizada. El hombre dotado de herramientas, necesita demostrar la superioridad de la que carece, como en tiempos, se hizo en el Coliseo romano. Superioridad impostada sobre un ser indefenso, aturdido, y muy asustado, que lo único que desea es huir y no embestir; porque huir, es su propia condición de herbívoro.

Pero hagamos visible lo invisible. Antes del espectáculo, los toros se les saca de su hábitat y se les trasporta lejos, para permanecer presos en un asfixiante cajón; allí, antes de pisar la plaza, pueden perder mas de 50 kgs. Les golpean duramente con sacos de arena en todo el cuerpo y sobre todo en los riñones y testículos, y esos pesados sacos permanecen colgados al cuello. Les provocan diarreas para que lleguen débiles a la plaza; y no satisfechos con ello, les untan en las patas sustancias ardorosas que les restan movilidad. También se les suministra grasa en los ojos que lógicamente perturban su visión; amen, de afeitarles los cuernos en vivo. Todo lo que sume dolor, se supone le debilita.

Y continuando con esta perversa dinámica, se les raja músculos del cuello, para evitar movimientos bruscos, con objeto de reducir riesgos a los toreros. Todo, es calculado para martirizarle sin compasión de ningún tipo. También, se les introduce algodones, en lo profundo de sus fosas nasales, que les dificulta su respiración y, posteriormente drogado, se le suelta para que desemboque en la plaza. Alli, no hay hierba que pastar…allí, se encuentra con una plaza cerrada, sin salida para huir…desconcertado… allí, le esperan los instrumentos de tortura taurina. Alli, es atormentado por el picador que le clava una lanza en la base del lomo. Esto, hace, que el pobre toro, se debilite aun mas y le dificulte levantar la cabeza…comienza el desangrado … se aprecia el goteo rojo en el albero. Por si fuera poco, vienen a continuación los terribles pinchazos de las seis banderillas.

La gente ahora espera al torero. Es la estrella de la función. “El valiente que se enfrenta a la bestia”. Dicen los taurinos que es el hombre y el animal frente a frente. Sin comentarios.

Cuando el gentío ha disfrutado suficiente, termina el espectáculo. Entonces, se le clava una espada de 80 centímetros que alcance su corazón, con ella, se persigue matarle o dejarle tetrapléjico, a veces, se provocan escenas dantescas acompañadas de gritos del animal moribundo. Si no se logra el objetivo, viene el puntillero para rematar la faena, …

Aunque la Organización Mundial de la Salud en el año 2006, prohibió el uso de la puntilla por considerarlo cruel e inhumano, en las corridas de toros, todos los animales son apuntillados.

Existe un estudio bastante documentado en el cual se afirma que las respuestas cerebrales y espinales estuvieron presentes en el 91% de los bovinos después de ser apuntillados. Lo que demuestra que no es fácil realizarse y sobre todo, se demuestra, hasta que punto llega la crueldad de la fiesta nacional, pues con este estudio, conocemos que muchos toros cuando se les corta oreja y rabo e incluso son desangrados, aun permanecen conscientes.

Este circo romano, impregnado de incultura e intereses económicos, así como, de una barbarie y crueldad subhumana tiene que desaparecer.

El desprecio hacia el sufrimiento animal y al derecho a su propia vida, es un reto moral inmenso a la humanidad.

Choose your Reaction!
Leave a Comment

Your email address will not be published.