Carta al Alcalde de Sevilla

0 Comments
CARTA AL ALCALDE DE SEVILLA SOBRE EL ESTADO DE LOS ANIMALES EN EL CENTRO MUNICIPAL ZOOSANITARIO Y PROPUESTAS DE MEJORAS.

(Enviada a Juan Espadas el 18/12/2018)


Por Ruth Santiago, Lola Rumi y Manuel López


 

Sr. Alcalde de la Ciudad de Sevilla:

A principios de diciembre, tres ciudadanos visitamos el C.M. Zoosanitario. Queremos manifestarle la impresión que nos causó dicha visita, así como algunas propuestas de mejoras para los animales que allí permanecen temporalmente, hasta que son adoptados o mueren.

Una Institución pública, que funciona como residencia temporal de animales que han soportado tristemente abandono o maltrato, debería ser un ejemplo educativo para la ciudadanía, un ejemplo de compasión y de acompañamiento digno para dichos animales, debido a su situación de indefensión y sufrimiento.

En principio, el edificio municipal carece de un entorno adecuado, sin zonas verdes, que de alguna manera reproduzca un hábitat natural más acogedor. Por el contrario, es un edificio frío, con demasiado cemento y herrajes y poco sol. Allí, los animales que vimos parecen cautivos, como castigados, en espacios muy reducidos, muy alejados de lo que necesitan de verdad para una habitabilidad digna. Da la impresión que el Ayuntamiento de Sevilla únicamente se limita a cubrir los mínimos que demanda la ley respecto al trato y protección que merecen pero que, sin duda, se podría hacer mucho más por su bienestar.

Empezamos visitando la zona de perros. Como llegamos a primeras horas de la mañana, vimos que habían limpiado el reducido espacio en donde estaban, pero el suelo pintado sobre cemento estaba húmedo y frío. Algunos tiritaban… y otros, en sus ojos, reflejaban una profunda tristeza. Preguntamos si no tenían algunas cunitas, aunque fueran de plástico, donde echarse y guarecerse y nos contestaron que no. Pensamos ¿Que será de ellos de noche? ¿Cómo se sentirán cuando todos los trabajadores se vayan y se queden solos?… Ahora en estos días tan fríos ¿pisarán y se echarán sobre sus propios excrementos hasta la limpieza del día siguiente? ¿Cuántas personas los cuidarán los fines de semana? ¿No es esto, acaso, una prolongación del abandono y el maltrato que han sufrido en la calle?

Los perros son animales cariñosos, que necesitan sentirse queridos. Adoran un espacio cálido y confortable donde guarecerse y descansar en compañía. Pero también necesitan desahogar sus necesidades fisiológicas al aire libre, saltar, correr, olfatear, perseguir algún objeto … Por supuesto, si no existe un entorno respetuoso con su instinto natural, entonces el estrés, la frustración, y la enfermedad terminarán apareciendo.

Nos pasaron después al espacio reservado para los gatos. Los gatos domésticos, que también aman la libertad y que son seres muy sensibles, estaban encerrados en jaulas con sus propios excrementos. Jugar, saltar, curiosear, descubrir, tender emboscadas, explorar…, forman parte de su instinto natural básico. ¿Cómo pueden desarrollarlo encerrados en una jaula? Adoran tomar el sol y como son muy limpios, por instinto natural, tienden a esconder sus excrementos en la arena o en la tierra. Nada de esto, según vimos, se les proporciona allí.

Los llamados gatos asilvestrados permanecían todos juntos (a pesar que los gatos son mamíferos muy territoriales) en una sala fría, sin apenas luz solar y haciendo sus necesidades en el frío suelo. No sabemos si realmente estaban asilvestrados o no, la impresión que nos dio es que los animales tenían mucho miedo y lo pasaban mal. En ningún momento pudimos observar a ninguno lamiéndose o ronroneando, pues parecían muy asustados.

Sentimos que el Zoosanitario debería tratar a estos animales como seres sintientes tal y como indican las mejores leyes de protección animal. Estos animales necesitan espacios naturales acotados en régimen de semi-libertad, donde al menos puedan desarrollar sus instintos más básicos.

Ignoramos muchas cosas y, quizás nos equivoquemos en algunas de ellas, pero evidentemente el C.M. Zoosanitario puede mejorar las condiciones de vida de sus animales con las siguientes propuestas de mejoras, en nuestra opinión, fáciles y muy baratas de llevar a cabo, sobre todo para los perros y los gatos, los únicos animales que tuvimos la oportunidad de ver:

  1. Permitir que personas voluntarias accedan cada día de forma ordenada y por turnos para sacar a pasear a todos y cada uno de los perros por la zona de esparcimiento canino. Asimismo, los gatos “mansos” también podrían ser cogidos y acariciados por estos mismos voluntarios. Incluso se podría proponer a las asociaciones de Sevilla de personas discapacitadas o de padres con hijos discapacitados o enfermos crónicos que accedan periódicamente a sacar a estos animales por el consabido efecto terapéutico que sobre ellos tienen.
  2. Permitir que los cachorros de perros estén juntos, al menos por parejas, en la misma jaula y no individualmente separados, como pudimos comprobar.
  3. Para la zona de gatos “asilvestrados”, abrir ventanales para que les entre la luz del sol y acondicionar una parte del suelo con un arenero.
  4. Acondicionar cada jaula de perros con una camita de plástico u otro material fácil de lavar, que incluya alguna mantita, como zona confortable y siempre seca, disponible para el animal sobre todo en días fríos y para las noches, evitando que el animal duerma permanentemente sobre sus propias heces y orines.
  5. En la zona de perros “potencialmente peligrosos” y/o enfermos, tratar de que les entre la luz del sol o sacarlos diariamente, con las debidas precauciones, a la zona de esparcimiento canino.
  6. Ampliación de la plantilla y/o admisión de voluntarios o aprendices sensibilizados con los animales, mediante programas de intercambio con estudiantes de universidad, centros de formación o asociaciones relacionadas con el cuidado y entrenamiento canino, a los que también se les daría una formación apropiada para las tareas más básicas y necesarias en el trato diario con los animales.
  7. Es necesario, con el objeto de facilitar las adopciones, ampliar la apertura del centro a una tarde a la semana y/o los sábados por la mañana, ya que la mayor parte de posibles adoptantes trabajan en horarios de mañana.

Y, por último, Sr. Alcalde sería bueno que reflexionara sobre todo lo anterior teniendo muy en cuenta la siguiente frase de Mahatma Gandhi: “La grandeza de una nación puede juzgarse por la manera en que trata a sus animales“. Cambie “nación” por “ciudad” y verá lo grande que puede llegar a ser Sevilla en relación a sus animales.

Sin más, quedamos a la espera de sus noticias.

Choose your Reaction!
Leave a Comment

Your email address will not be published.